Un colectivo, un hábitat para la poesía y otras expresiones de la palabra en la diversidad literaria dirigido por Francisco Garzaro.

Mesa de Poesía publica a colaboradores y colaboradoras más o menos permanentes e incluye con frecuencia a poetas invitados. Incluye una pequeña galería fotográfica. Cuenta también con una sección de Narrativa breve, artículos y otras expresiones de la palabra. Para ir a esa sección simplemente utilice el vínculo que con tal propósito está localizado en la parte superior derecha de nuestra portada. Para volver a la página de inicio localice el vínculo correspondiente en la sección antes mencionada.

Esperamos que su encuentro con la poesía en nuestra revista-blog sea de su agrado.

Mesa de Poesía en el ciberespacio y desde Latinoamérica para el mundo.

28 de noviembre de 2008

El poeta siempre vive. Dos poemas de Roberto Obregón.


La lluvia

Se sentó la lluvia llorona
en el fondo
de mis ojos
a peinar su cabellera de agua.
¿Cómo quieres, Olga,
dime,
cómo haré para dormirme
si siempre habla de mi patria?

(De Poesía de barro, Editorial Universitaria, USAC, Guatemala, 1973)


Sonata de junio
(Recuerdo)

Presiento la substancia
de tu ser en mi recuerdo,
en esta tarde clarijunia,
cuando el día montado
en su caballo violeta
galopa en fuga de granizo,
y con él me voy helando
hasta reconocer tu ausencia.

A veces pienso que en esa boca
-por donde entré
cuajado de besos
y caricias dilatadas-,
sólo quedará el susurro
de mis cartas inconclusas.

-Junio es triste.
Junio es claro, claro;
y bajo esa claridad
mi tristeza se perfuma
en la esperanza.

Mi memoria intenta perder
tu figura de amapola;
tu figura toda
enraizada en lo profundo
de ese blanco pecho.

Pero presiento tu existencia
como aquellas tardes mortecinas,
como aquellos días infinitos
y nuestro junio inolvidable.

(De Poemas para comenzar la vida y Poesía de la Ausencia, en Revista Universidad de San Carlos, No.55, Guatemala, 1961)